Azalea exige a Young pasar por un detector de mentiras

La relación entre Iggy Azalea y Nick Young pende de un hilo tras conocerse las infidelidades del jugador de los Lakers, aunque ambos lo niegan en público. La rapera está devastada y bastante enojada con un asunto que ha provocado la aparición de múltiples amantes con pruebas de su relación y que ha desviado la atención de la gira de lanzamiento de su nuevo álbum “Team“.

Todo ello, ha llevado a la rapera australiana a pedir a su prometido que sea completamente sincero, no a medias, y se someta a un polígrafo para que la relación no quede en vía muerta y los preparativos de la boda puedan seguir su curso natural, según señala The Inquisitr.

“Iggy le pidió que lo hiciera”, señala una fuente al medio estadounidense. “Si se niega, le hará la vida imposible”. Mientras la prueba sale adelante, Azalea sigue con su vida normal… con el anillo de compromiso aún en su dedo.

Fuente: baloncesto.as.com