Sávchenko supo por reporteros de la muerte de periodistas rusos en Ucrania

La piloto ucraniana Nadezhda Sávchenko aseguró hoy que se enteró por los reporteros de la muerte de los dos periodistas rusos en Ucrania, de cuyo asesinato en junio de 2014 es juzgada por la Justicia rusa.

“Sobre la muerte de los periodistas rusos me enteré por sus colegas cuando me encontraba retenida en (la región ucraniana de) Lugansk”, dijo Sávchenko durante la vista en un tribunal en la región rusa de Rostov (sur).

Sávchenko, que mantiene su inocencia desde que fuera apresada hace más de un año, subrayó que ese día se dedicó en compañía de su hermana a evacuar en su coche a los soldados ucranianos heridos en la localidad de Schastie (Lugansk).

“Testigos de ello son tanto los propios heridos, como los miembros del batallón Aidar que me ayudaron”, señaló, según informan medios locales.

Insistió en que, una vez detenida por los separatistas prorrusos, fue trasladada como prisionera de guerra a una zona controlada por los cosacos en Lugansk, y posteriormente fue llevada por la fuerza a territorio ruso.

“Me llevaron dos hombres con acento ruso. Fuimos a Kantemirovka (región rusa de Voronezh). Estoy segura de que la gente encapuchada que me acompañaba eran miembros de los servicios secretos rusos”, afirmó.

La Fiscalía ha mantenido siempre que Sávchenko no fue secuestrada, sino detenida por las fuerzas de seguridad rusas días después de entrar en el país por su propio pie.

Sávchenko, elegida diputada ucraniana en las elecciones parlamentarias de octubre de 2014, reconoció que guió a la artillería ucraniana sobre los objetivos a los que apuntar, pero negó que les proporcionara datos para la corrección del fuego.

“Puede considerarse que eso es corrección de fuego, pero no lo es”, dijo la piloto, quien destacó que carece de conocimientos para ello y que incluso les dijo a los artilleros que no bombardearan las carreteras.

Durante los disturbios antigubernamentales de finales de 2013 y principios de 2014 en Kiev, dijo haber ofrecido asistencia médica a los manifestantes heridos en los choques con la policía antidisturbios.

Tras el estallido de la guerra en el este del país en abril, trabajó como instructora militar y participó en combates en Lugansk, tras lo que pidió el traslado para trabajar como psicóloga en el batallón de voluntarios Aidar.

Además, negó que odie visceralmente a la población rusoparlante de las regiones orientales de Donetsk y Lugansk, como aseguró el fiscal.

“La gente del Donbass (cuenca hullera) son también ucranianos. Lo que pasa es que lo han olvidado”, apuntó.

El tribunal rechazó hoy la petición de Sávchenko, que se enfrenta a una posible pena de 25 años de cárcel, de ser interrogada con un detector de mentiras.

La Justicia rusa sostiene que Sávchenko indicó al Ejército ucraniano la posición exacta de dos periodistas de la Radiotelevisión Estatal Rusa que, a la postre, murieron por el impacto de un proyectil de mortero.

La Fiscalía rusa asegura que cuenta con numerosas pruebas de la implicación de Sávchenko en el asesinato, mientras que Kiev y países occidentales piden su inmediata liberación y ven implicaciones políticas en el caso.

FUENTE: (www.eldiario.es)