En julio aprobaría Cabildo exámenes de confianza a trabajadores municipales.

La prueba de polígrafo deberá estar contemplada como de rigor, informa Antonio Gali. Lo anterior, luego de que las comisiones terminen con el análisisque, entre otras cosas, estipulará cuál será la manera de aplicar dichas pruebas, señala el alcalde capitalino.

La iniciativa para aplicar controles de confianza a todos los trabajadores del Ayuntamiento capitalino que tengan que ver con el manejo de recursos, podría ser aprobada a finales de julio por el Cabildo, luego de que las comisiones terminen con el análisis que entre otras cosas, estipulará cuál será la manera en que se apliquen dichas pruebas.

Esto de acuerdo con el alcalde Antonio Gali Fayad, quien agregó que el debate se centra en que no es posible que los trabajadores administrativos, principalmente, sean sometidos a la misma prueba que actualmente evalúa a los trabajadores de la seguridad pública, aunque la prueba de polígrafo deberá estar contemplada como de rigor.

“Lo que se está revisando es qué tipo de controles de confianza es la que se va a hacer y hasta cuántas de las áreas (…) Yo espero que para finales de julio —ya esté aprobada—, el polígrafo es de rigor y también estamos revisando alguna otra prueba, obviamente no podemos ser tan estrictos como si fuera alguien de seguridad pública”, adelantó el alcalde.

Asimismo explicó que como un primer adelanto se ha determinado que las principales áreas que puedan ser sometidas a estos controles sean las administrativas, ya que son las que tienen que ver con el manejo del erario, tales como normatividad u obra pública.

“Todas las —áreas— que manejen recursos económicos, todo lo que sea normatividad, todo lo que sea vía pública, la cuestión de la tesorería, en general todo lo que tenga que ver con manejo de recursos públicos”, aseguró.

Respecto a las demás áreas y a los casos de corrupción en los que algunos empleados de la Comuna han sido detectados, refirió que también existe la vía de la denuncia ciudadana para exhibir actos irregulares, la cual dijo ha estado muy activa y que solo se podrá atender mientras se presenten las quejas formales y denuncias contra estos funcionarios.

“Todo empleado que incurra o haya incurrido en prácticas irregulares, yo sigo insistiendo en la cultura de la denuncia. Tenemos mucha actividad en el ‘01 800 VIGILA’, se ha sancionado sin distingos a aquellos que han cometido cualquier tipo de irregularidad dentro del municipio”, sentenció.

FUENTE (http://www.diariocambio.com.mx)

No van a pasar por el polígrafo

Los tres candidatos a dirigir la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) no pasarán por las pruebas de polígrafo y además será decisión del presidente Otto Pérez Molina requerir a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) que los investigue.

Así lo informó Rodrigo Montúfar, uno de los directores titulares de la SAT quien dio a conocer resultados de pruebas que el Directorio efectuó a los tres aspirantes.

Se trata de Alexander Toro Maldonado, Jorge Roberto Vielman Deyet y Juan Francisco Solórzano Foppa, los únicos que presentaron sus expedientes en búsqueda de ocupar el cargo que dejó vacante el superintendente Omar Franco, quien fue capturado el pasado 16 de abril junto con su antecesor Carlos Muñoz y otros empleados de la SAT y personal ajeno a la institución acusados de defraudación aduanera y asociación ilícita, caso por el que aún se encuentra prófugo Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

Según explicó Montúfar, y ante la no presentación de tachas por parte de la sociedad, los tres postulantes presentaron al Directorio sus planes de trabajo que coinciden en medidas para aumentar la recaudación tributaria, mejorar la imagen institucional, aspectos de transparencia y fortalecimiento del sistema aduanero, entre otras.

El órgano colegiado se reunirá hoy para calificar a los aspirantes, basado en una tabla que da 25 puntos por méritos académicos, 15 por la entrevista y 60 por la capacidad profesional. “Si alguno de ellos obtuviera un punteo inferior a 45 quedaría descalificado y obligaría a reiniciar la convocatoria”, explicó.

FUENTE: (http://www.s21.com.gt)

Gobernador de Colima niega haber reprobado el polígrafo

COLIMA, Col. (apro).- El gobernador Mario Anguiano Moreno negó cualquier vínculo con el crimen organizado y rechazó que hubiera reprobado la prueba del polígrafo en torno de ese tema, como publicó en abril pasado el periódico El Universal al dar a conocer un video en el que se aplica el examen al mandatario cuando todavía no asumía la gubernatura.

En rueda de prensa ofrecida este lunes, Anguiano mostró a los reporteros un documento expedido por la persona que le realizó la prueba, Mauricio Ortega, de la empresa privada Ética Poligrafía, donde afirma que aquella no se concluyó y por lo tanto no fue reprobada como de manera “cobarde, calumniosa y electorera” lo señalaron el candidato del PAN a la gubernatura, Jorge Luis Preciado Rodríguez, y los dirigentes nacional y estatal del PAN, Gustavo Madero y Jesús Fuentes, respectivamente.

Según el jefe del Ejecutivo colimense, Mauricio Ortega afirmó que el video filtrado al diario capitalino “fue editado y manipulado”, por lo que, indicó, “es claro que con ese video lo único que buscaban era desprestigiarlo” y afectar a quien hasta ayer era candidato del PRI, José Ignacio Peralta Sánchez.

Tras la publicación del video, en abril pasado, Anguiano anunció que no podía responder debido a la veda electoral de las campañas políticas, pero que al día siguiente de la elección ofrecería su explicación al respecto.

El gobernador consideró “irresponsable” que a partir de ese material, los dirigentes y el candidato panista afirmaran que él estaba vinculado con el crimen organizado, además de que le dieron un valor jurídico inexistente.

Comentó que no tenía ninguna obligación de hacer la prueba del polígrafo, pero lo hizo por sugerencia de un colaborador para ratificar su inocencia ante las acusaciones vertidas en su contra en ese tiempo, y recordó que el 13 de febrero de 2013, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió el amparo 547/2013, que establece que “el resultado de la prueba del polígrafo no es determinante para concluir que un servidor público mintió” y que por ello se infiera su falta de honestidad.

De acuerdo con Anguiano, sus acusadores ignoraron a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que el 19 de julio de 2014 emitió la Recomendación General número 6, en la que solicitó que se evitara la aplicación del examen del polígrafo, porque no está regulada por la ley, con sustento en que la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos, señaló en octubre de 2002 que no se debe confiar en el examen poligráfico, ya que sus resultados son demasiado inexactos, toda vez que intervienen en él una variedad de factores mentales y físicos.

En su encuentro con los reporteros, realizado en la Casa de Gobierno, Mario Anguiano insistió que jamás ha realizado ninguna conducta delictiva o acto del que tenga que avergonzarse, ni personal ni institucionalmente. “No lo hice antes, no lo haré nunca, mucho menos ahora, durante el cargo de gobernador del estado que debo al pueblo de Colima”, afirmó.

Dijo que con su comparecencia busca desmentir a “aventureros de la política y a rufianes de la palabra que me han calumniado buscando dañar a mi persona, a mi familia y a la institución que represento”.

También se refirió a la reciente investigación que le hizo la Procuraduría General de la República (PGR) y que el 14 de mayo pasado le notificó formalmente que Mario Anguiano Moreno “no cuenta con datos registrales de tipo criminal en la base de datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP)”.

Lo anterior –citó– con base en la confronta eliminatoria que se realizó de las impresiones decadactilares de su persona, elaborada por la perito en materia de dactiloscopía forense, QFB Erika Munguía Sánchez.

Expuso que ante las “calumnias” de las que fue objeto, solicitó al delegado de la PGR, José Guadalupe Franco Escobar, le informara si en esa dependencia tenía alguna acusación o investigación sobre su participación con el narcotráfico o con el crimen organizado, y el propio funcionario informó en entrevista con los medios de comunicación que “no hay ningún tipo de antecedente, no hay ningún vínculo, ni hay ningún indicio en el que se le vincule a Mario Anguiano Moreno  con el narcotráfico y/o la delincuencia organizada”.

Tras recordar que los nombramientos en materia de seguridad fueron realizados por recomendación de funcionarios de la administración del entonces presidente Felipe Calderón, el gobernador dijo que la guerra frontal emprendida por éste contra el narcotráfico y el crimen organizado  generó un incremento de la violencia en general, especialmente homicidios dolosos, donde Colima no pudo quedar al margen y también se incrementó la violencia.

Sin embargo, recalcó que las cifras oficiales de instituciones federales han evidenciado su compromiso en el combate a la criminalidad y “echan abajo las calumniosas versiones respecto a él”.

Antes de concluir, Anguiano envió un mensaje a sus críticos: “Hoy estoy en condiciones de responder de frente a ustedes y de cara a esos calumniadores a quienes les digo que voy a ejercer todos los medios de prueba a mi alcance para probar su ilegal proceder”.

FUENTE: (http://www.proceso.com.mx)