“Contador ha sido muy valiente” desde La Trinchera (Blog El Mundo)

Desde el blog “La Trinchera” de www.elmundo.es, Luis Núñez-Villaveirán escribe sobre el ciclista Pinto Alberto Contador  haciendo un análisis sobre el examen poligráfico que presentará como defensa en el juicio por supuesto consumo de clembuterol. Luís consulta a José A. Fernández de Landa sobre este tema:

***************************************

‘Contador ha sido muy valiente’

15NOV 2011 20:46
Más propio de los platós de televisión que de salas de justicia, el polígrafo es un método demasiado estigmatizado desde su irrupción en la caja tonta y en películas de espías. Una etiqueta de la que Jose Antonio Fernández de Landa se ha aprovechado pero que prefiere dejarla al margen y reivindicar esta ciencia forense como ‘un elemento muy útil para la justicia cuando no hay otro tipo de pruebas o indicios’. Tan útil que el propio ciclista de Pinto Alberto Contador pretende utilizar como parte en su defensa. La semana que viene el experto poligrafista norteamericano, Louis Rovner, le acompañará en la vista que tiene frente al Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) para intentar probar su inocencia en un supuesto caso de dopaje.

Más allá del problema de la supuesta carne contaminada que ya tratamos en otro post, el pinteño se supone que presentará ante el juez un examen poligráfico sobre su presunto conocimiento de los 50 picogramos de Clembuterol que encontraron en su orina. ‘Contador ha sido muy valiente’, expresaba Jose Antonio y recordaba los casos de otros deportistas que nunca han tenido las agallas de hacerlo. 100.000 dólares le ofrecían a su compañero de profesión Floyd Landis por examinarse en un programa de televisión. El corredor, desposeído de un Tour de Francia en favor del español Óscar Pereiro en 2006 por dar positivo en testosterona, declinó la oferta. También lo ha hecho en multitud de ocasiones el heptacampeón de la ronda gala, Lance Amstrong, acusado de dopaje por el propio Landis.
El miedo en estos deportistas no sería lógico si, como dice Jose Antonio sobre Contador, ‘estuvieran muy convencidos de estar diciendo la verdad’. Porque, según este experto forense, engañar a un polígrafo es súmamente difícil. Hay que controlar muchos parámetros como la respiración pectoral, abdominal, la postura, la sudoración y hasta los latidos del corazón. Ni para estos deportistas, acostumbrados a una gran presión por las competiciones propias del mundo del deporte profesional, resulta más fácil que para una persona de a pie porque ‘jamás se han enfrentado a la presión que supondría una prueba poligráfica’, explicaba Fernández de Landa.

Una prueba que no comienza con preguntas a granel si no que lo hace con un perfil psicológico y médico del individuo que ayudarán a plantear el cuestionario así como a establecer sus niveles para diferenciar cuando miente de cuando dice la verdad. Normalmente las mentiras van acompañadas de unas curvas en todos los parámetros que, dependiendo de la sangre fría del individuo, pueden ser más o menos pronunciadas. Sin embargo hay un hándicap que, según este experto, puede perjudicar a Contador: el idioma. Para Jose Antonio, un examen poligráfico en un idioma que no se domine a la perfección pierde validez porque ‘no se entra en ese juego psicológico que permite poner al sujeto al máximo de su resistencia’.
Fernández de Landa aplaude la elección de Alberto Contador de utilizar en su defensa un método cuyo método de engaño más plausible sería a través de un fármaco relajante. Sólo queda que el TAS piense lo mismo que este experto y se fíe de esta prueba y de los otros 11 testigos que el pinteño presentará a un juicio cuya resolución se conocerá no antes del año próximo según ha adelantado el propio organismo. Habrá que esperar si empieza bien el 2012 para el ciclista de Pinto y obtiene, gracias, entre otras cosas, a la prueba poligráfica, la absolución que pide frente a los dos años de sanción que demandan la Unión Ciclista Internacional y la Agencia Mundial Antidopaje.

¿Qué pensáis del polígrafo?, opiniones y charla en Facebook yTwitter

Poligrafía forense al servicio de empresas

El popular detector de mentiras se ha convertido en una herramienta casi fundamental en nuestra vida privada. Siempre realizada por un experto psicólogo forense puede ser determinante en casos de sospecha de robo dentro de un centro de trabajo, para infidelidades o incluso para acceder a un puesto de gran responsabilidad.
El último caso conocido, el ciclista Alberto Contador que hoy declara ante el tribunal de arbitraje del deporte, y que se sometió hace unos días al polígrafo para pregonar su inocencia ante la polémica de su dopaje.
El polígrafo es una prueba totalmente libre y voluntaria, en el caso de presentarla ante un juzgado, no suele aceptarse, pero cada vez más se incluye dentro de informes periciales en casos de todo tipo.
“El polígrafo no se puede falsear, es muy difícil, tiene sensores de movimiento, de pulso, respiracion, etc” asegura Patricia Fernández de Landa, psicóloga forense ( www.psicologialegal.net) y únic mujer acreditada para usar el polígrafo en España. Según la experta sólo existen algunas patologías en las que el polígrafo no sirve. “Por ejemplo, en un psicópata que no tiene sentimientos de culpabilidad no saldrá reflejada ninguna alteracion fisiológica cuando mienta, o en una persona enferma de esquizofrenia que asegure que por ejemplo el diablo le habló para que matara a alguien, él creerá que es la verdad, su verdad, así que cuando conteste no sentirá que está mintiendo”.
Patricia realiza una cien pruebas como éstas al año en particulares, los casos de infidelidad son los más numerosos, ” hay gente que sufre de celos y le piden a su pareja que pase la prueba para descartar que ha sido infiel, lo que pasa es que cuando les dices que no lo ha sido, hay incluso personas que se enfadan porque a causa de esa celopatía lo que querían era que se demostrara lo que ellos piensan..les dices, es fiel y dicen que no puede ser”
Hoy Patricia somete a un empleado de un empresa a la prueba. Este hombre se juega su puesto de trabajo. Es contable y por sus manos pasan cada día miles de euros. Últimamente ha desaparecido dinero y sospechan de los empleados, por eso viene a someterse al polígrafo, si pasa la prueba mantendrá su empleo ¿Quiere ver cómo le salió? Entre y descúbralo en este reportaje.