‘Al polígrafo no lo engaña nadie’

Según el mayor Manuel Novoa, director de la Asociación Colombiana de Profesionales en Poligrafía, cae primero un mentiroso que un cojo.

¿Promete decir la verdad y nada más que la verdad?

Sí.
¿Es posible engañar al polígrafo?
No es posible, los poligrafistas profesionales estamos en la capacidad de detectar cualquier persona tratando de burlar el polígrafo.
¿Cómo lo hacen? Por medio de los sensores que traen los polígrafos; también el entrenamiento y la experiencia en este campo nos ayudan a detectar a los mentirosos.
¿Por qué el espía Aldrich Ames pudo engañar al polígrafo?
No tengo conocimiento de que lo haya engañado. Lo que pasó fue que las señas no eran muy claras, pero lo detectaron en conjunto con el trabajo de contrainteligencia para confirmar.
Su mentira más grande.
Ufff (risas)… ¡Cuidado que aquí está mi esposa!
¿Cuáles son los gestos clásicos de los mentirosos?
Hay comportamientos verbales y gestos que se buscan en conjunto, deben ser repetitivos, aunque no es tan fácil porque las personas pueden enmascarar las señas.
¿A qué político le gustaría someter al polígrafo?
No tengo duda sobre ningún político para someterlo al polígrafo.
Entonces, ¿a quién le gustaría someter al polígrafo?
A los delincuentes que mienten para engañar la justicia y a los violadores de niños. La mayor utilidad del polígrafo es para proteger al inocente.
El caso más sonado que ha ayudado a resolver el polígrafo.
En Colombia no hay ningún caso sonado porque aún no ha sido admitido en los tribunales. Hace poco le practiqué el examen al almirante Arango Bacci; demostró que está diciendo la verdad.
Una anécdota con el polígrafo.
Una vez un examinado se orinó en la silla antes de la prueba.
Un mentiroso compulsivo.
Hay bastantes. Chávez, por ejemplo.
¿El polígrafo serviría de algo para resolver el caso de las ‘chuzadas’ del DAS?
Claro, creo que han pensado en utilizarlo, pero no sé por qué no han tomado la decisión si en el DAS y la Policía hay poligrafistas.
Margen de certeza del polígrafo.
De 92 a 98%.
¿Y de error?
Se debe a variables ambientales, como practicar la prueba en un lugar con mucho ruido o distractores visuales, o un estado patológico complicado de la persona.
¿Colombia está a la vanguardia en poligrafía?
No fabricamos polígrafos, pero el nivel de los poligrafistas es alto, somos el primer país con mayor experiencia profesional en América Latina y varios países de Europa.
¿Quién puede ser poligrafista?
La mayoría son psicólogos, abogados. Se requiere ser mayor de edad, tener título universitario, pasar un proceso de selección con pruebas psicotécnicas, estudio de seguridad y una prueba poligráfica.
¿Quiénes controlan el uso del polígrafo en Colombia?
Los entes internacionales en cuanto a las certificaciones, pero hace falta una ley para reglamentar el ejercicio.
¿A quién se le aplica el polígrafo?

Depende del tema que se quiera investigar: por ejemplo, en un robo la empresa afectada invita a los sospechosos a practicarse el examen y estas personas deciden si se someten, la prueba es voluntaria.
El personaje más temible al que ha tenido que hacerle la prueba del polígrafo.
Afortunadamente ninguno me ha generado temor, eso que he ido a las cárceles a aplicarles la prueba a acusados por homicidio.
¿En qué tipos de casos se usa más el polígrafo?
Para investigación general: preempleo, contrainteligencia y aplicaciones evidenciarias, que son las que piden los abogados para los casos.
La petición para aplicar el polígrafo más absurda.
Nos llaman a pedir que hagamos pruebas a las parejas infieles.
¿Es verdad que cae primero un mentiroso que un cojo?
Sí, al mentiroso es muy fácil pescarlo con el polígrafo, las reacciones fisiológicas lo delatan.
¿Qué caso famoso se hubiera resuelto con el polígrafo?
El del Club del Nogal. Si esta persona que se ganó la confianza de todos la hubieran evaluado poligráficamente, seguramente hubieran detectado que tenía vínculos con las Farc.
¿Es legítimo que rechacen a un aspirante a un cargo por no someterse a la prueba?
No, la prueba es voluntaria.
¿Cómo llegó al mundo del polígrafo?
Me retiré de la Policía y empecé a trabajar como docente de la Universidad Militar, un día asistí a una conferencia del polígrafo y me interesé por el tema y comencé a estudiarla, es mi mayor pasión desde hace 9 años.
¿Dónde fabrican los polígrafos?
Las principales casa fabricantes están en Estados Unidos, Canadá, China y Rusia.
¿Cuánto valen?
De U$ 6.500 a U$ 7.000.
¿Cómo es una sesión de de prueba del polígrafo?
Dura tres horas divididas en cuatro fases. La primera de pretest, la segunda de recolección de datos fisiológicos, la tercera de diagnóstico y finalmente la de post test.
¿A quienes no se les puede aplicar el polígrafo?
A personas con dolor de cabeza o que tienen un familiar enfermo.
¿Qué tipo de preguntas se hacen?
Dependiendo del caso, por ejemplo, si evaluamos un escolta las primeras preguntas que se le hacen es si consume drogas o si tiene vínculos con algún grupo delincuencial.
¿Quién las diseña?
Todos los procesos están estandarizados a nivel internacional.
Otra prueba confiable para detectar una mentira.
Hay otras formas que están siendo científicamente analizadas como la dilatación pupilar, que es complementaria al polígrafo.
¿Qué pasaría si sometieran al polígrafo a los miembros del gobierno?
Si hay dudas, este es el medio más efectivo para comprobar si son ciertas.

Foto: Daniel Gómez
El mayor Manuel Novoa dice que en el país hacen falta leyes para reglamentar la poligrafía.

Scientists develop eye-tracking technology that can be used as lie detector test

By Daily Mail Reporter
Last updated at 5:27 PM on 12th July 2010

It is often said that people who lie cannot help but give it away by the look in their eyes.

Now scientists are developing a lie detector that can tell if someone is telling the truth by monitoring the movement of their eyes.
Researchers are using eye-tracking technology to pioneer a promising alternative to the traditional polygraph for lie detection.

Using eye movement to detect lies works in a different way to conventional polygraph testing. Instead of measuring a person’s emotional reaction to lying, eye-tracking technology measures the person’s cognitive reaction.

Scientists believe eye-tracking technology will one day replace traditional lie detectors (picture posed by model)

To do so, the researchers record a number of measurements while a subject is answering a series of true-and-false questions on a computer. The measurements include pupil dilation, response time, reading and rereading time, and errors.
The researchers determined that lying requires more work than telling the truth, so they look for indications that the subject is working hard.

For example, a person who is being dishonest may have dilated pupils and take longer to read and answer the questions.
These reactions are often minute and require sophisticated measurement and statistical modeling to determine their significance.

Besides measuring a different type of response, eye-tracking methods for detecting lies has several other benefits over the polygraph.
‘The eye-tracking method for detecting lies has great potential,’ Gerald Sanders, one of the venture capitalists who have licensed the technology from the University of Utah.
‘It’s a matter of national security that our government agencies have the best and most advanced methods for detecting truth from fiction, and we believe we are addressing that need by licensing the extraordinary research done at the University of Utah.’
Tracking eye movement to detect lies became possible in recent years because of substantial improvements in technology. The Utah researchers say they are the first to develop and assess the software and methods for applying these tests effectively.
Eye tracking promises to cost substantially less, require one-fifth of the time currently needed for examinations, and it is available in any language.

No Lie: Polygraphs On the Rise

(Newser) – Despite lingering reservations about its effectiveness, the polygraph is gaining traction with law enforcement. The lie-detection program has spiked 53% in the last decade, and truth be told, just the threat of a test keeps convicts honest, drug addicts and sex offenders told the Wall Street Journal. “Don’t believe anyone who tells you polygraph doesn’t work,” one Oregon pedophile said.

Critics maintain the nearly century-old test fails about 10% of the time. Subjects can fool it, experts add, by biting their tongues and squeezing their gluteal muscles. One study concluded polygraphs perform “well above chance, though well below perfection.” Still, police use them to catch parole-violating convicts. “With polygraph, they know they’re going to be found out,” explained a researcher.

Read more: No lie: polygraphs on the Rise